10 sept. 2014



Así, como ave que libre
Surge de entre los pétalos frágiles,
Ella surge para soñar su vuelo,
Donde florece.
Pero en la hiena ardiente,
En el fuego imperioso pues destruye,
ardor de sus dientes,
No importa ser hombre mujer o niño,
Alma inocente al cabo,
Adonde toda sangre es poca
Y la injusticia mortífera consume;
Pero no desesperéis un aleteo o viento
Que aliente al corazón su pulso,
Porque aun mayor el miedo,
Toda libertad late siempre.
Poema: Jorge Villalobos
Fotografía: Javier Rodriguez


Lo que no puedes hacer
es tomar el sol
como hacen los caracoles,
ni armar racimos de primaveras.
Ni puedes ir por donde,
ni decir de,
ni cantar para que llueva.
Ni dejar crecer en los surcos
lo que otro siembra.
Lo que no puedes hacer
después de no hacer nada,
son grandes cosas.
Que parece que
no te brotan las hojas,
que uno esté muerto…
¡Anda niña, no seas tonta!
Y que no te lleven al huerto
los malasombra.
Poema  Mª Jesús Campos

ESCOMBROS
 
Llevo el escalofrío a cuestas
removiéndome el dolor
cuando estalla la bomba
de la intolerancia.
Ojos reducidos a escombros
es lo que queda
de un templo llamado
M U J E R.
 
Carmen Sánchez Melgar.